Equipos de trabajo autogestionados


Un equipo de trabajo autogestionado es un pequeño grupo de personas con autoridad para desempeñar una determinada tarea. En muchos casos, el equipo elige a su líder y a los nuevos miembros y puede tener autoridad para despedir a los componentes que no contribuyan o satisfagan los estándares del equipo. Consideremos este ejemplo:

La producción de una pequeña acerería está organizada en forma de equipos autogestionados de ocho empleados. Cada equipo tiene sus propios objetivos de producción, así como incentivos para cumplirlos o superarlos. Los equipos tienen autoridad para entrevistar y contratar a nuevos miembros cuando los necesiten.

Dentro de las directrices de la compañía, los componentes también pueden despedir a los miembros individuales que no convengan, que lleguen tarde al trabajo con frecuencia, o que impidan el buen fimncionamiento del equipo.

Los miembros de estos equipos eligen a sus propios líderes —normalmente mediante rotación— y trabajan juntos en la mejora de procesos y en la organización de las vacaciones. También deciden cuándo hay que introducir alguna modificación.

Este tipo de equipo hace, esencialmente, el mismo trabajo cada día. Sus miembros tienen bastante libertad para decidir la mejor forma de hacer el trabajo, y tienen incentivos para establecer los mejores procedimientos y para seguir mejorando.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cómo Crear Equipos Efectivos.





Deja un comentario