Volver a equilibrar la oferta y la demanda


Si unimos estos cuatro axiomas, se combinan para crear un quinto: el mundo de la empresa exige cada vez más un cambio de mentalidad: de estar orientada hacia la oferta a estarlo hacia la demanda. Como las empresas reúnen, organizan, seleccionan, sintetizan y distribuyen información en el mercado electrónico y al mismo tiempo gestionan las materias primas y los productos fabricados en el mercado físico, tienen la oportunidad de «percibir y responder» a los deseos de los clientes, en lugar de limitarse a fabricar y vender productos y servicios (véase «Managing by Wire», de Stephan H. Haeckel y Richard L. Nolan, HBR de septiembreoctubre de 1993).

USAR percibe una demanda en su base de clientes y después conecta esta demanda a una fuente de suministros. En el mundo actual de saturación, en el que lo que escasea es la demanda y no la oferta, los directivos deben buscar cada vez más estrategias orientadas a la demanda. Los altos directivos tienen que evaluar sus empresas —sus puntos fuertes y sus debilidades, sus oportunidades y sus riesgos— conforme a las cadenas de valor de ambos mundos, real y virtual. Hoy en día, los acontecimientos ocurridos en cualquiera de ellos pueden construir o destruir una empresa.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Estrategias de crecimiento.





Deja un comentario