Utilice la comunicación cooperativa


Algunos directivos creen que la mejor manera de motivar a los empleados es poniéndoles mala cara o reprendiéndolos. No es cierto: el miedo no es un buen motivador. Cuanto más duro sea su liderazgo, más probable es que el trabajador se resienta y resista. La agresividad genera agresión.

Utilizando un lenguaje cooperativo, reduce el conflicto y envía el mensaje de que ambos están del mismo lado.

Evite comentarios y críticas que pueden ser considerados ataques personales; por ejemplo: «no está escuchando» o «no sabe de qué está hablando». Sustituya estas afirmaciones por un lenguaje más cooperativo. Por ejemplo: «vayamos más despacio para cercioramos de que nos hemos entendido», o «no entiendo lo que está pensando, ¿podría explicármelo un poco más?».

Utilice la comunicación cooperativa Cómo mejorar el Rendimiento

Procure no centrarse en el pasado ni utilizar comentarios referentes a él. Por ejemplo: «durante años ha estado terminando los trabajos siempre tarde» es una afirmación que seguramente lleva a una discusión. ¿Por qué? Porque es algo del pasado y nada lo puede cambiar. Está bien referirse a los eventos pasados siempre y cuando no se centre en ellos. Por ejemplo,:«recuerdo algunas veces en las que se retrasaron algunos proyectos, hablemos de cómo podemos evitar que esto ocurra en el futuro» es una afirmación, mucho más constructiva.

Elimine también las frases destinadas a buscar culpables, o comentarios que hagan que el empleado se sienta culpable, como: «si de verdad le interesara algo el equipo, trabajaría más» o «me parece que no le preocupa demasiado este proyecto». Utilizando este tipo de frases, los empleados se revelerán contra usted con uñas y dientes porque son inferencias demasiado vagas.

Hay tres consejos más para mejorar su comunicación:

«Pregunte al personal: “¡Hago o digo cosas que lo hacen sentirse incómodo para hablar conmigo?”.»

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Cómo mejorar el Rendimiento.





Deja un comentario