Un ejemplo de teoría de juegos


Para ilustrar una estrategia dominante que también es un equilibrio de Nash, consideremos una versión muy simplificada de la competencia entre Southwest y United Airlines. En este juego, Southwest Airlines ofrece un servicio a bajo precio de corta distancia en mercados regionales. United Airlines, en cambio, ofrece un servicio a precio más alto y una completa red de rutas con vuelos largos y un sistema basado en un centro de operaciones.

La pregunta que el equipo directivo de United estudia es ofrecer o no un servicio de bajo costo para competir en condiciones de igualdad con Southwest en los mercados de distancias cortas, comenzando por la costa oeste de Estados Unidos. El equipo directivo de Southwest, por su parte, se enfrenta a la elección de permanecer en su nicho o de competir con United en su propio territorio.

Supongamos, entonces, que Southwest no amplía sus vuelos. ¿Cómo tomaría la decisión la dirección de United? Lo más probable es que lo hiciera basándose en cuestiones puramente económicas. O sea, el equipo directivo sencillamente compararía los ingresos y costos de añadir el servicio adicional y determinaría si los ingresos netos aumentarían.

El equipo directivo de Southwest haría unos cálculos similares bajo el supuesto de la no existencia de United. Concretamente, se preguntaría si una ampliación de rutas crearía más ingresos que costos, incluyendo un estímulo al negocio de sus rutas existentes por el añadido de tráfico adicional.

Veamos ahora cómo cambia este cálculo cuando permitimos que cada una de estas compañías aéreas se enfrente a la otra como oponentes potenciales. Aquí es donde entran en juego las cuestiones estratégicas —en oposición a las puramente económicas— para ambas empresas. La matriz de la tabla 5 considera los diferentes escenarios y compensaciones asociadas de este juego de entrada en el mercado.

Para construir esta matriz hemos supuesto que ninguna de las dos aerolíneas sabe si tendrá que hacer frente a la entrada de la otra y que cada una de ellas debe tomar la decisión de entrar o no en el mercado de la otra. El factor estratégico clave parecería ser, entonces, lo que cada compañía aérea espera que haga la otra. Sin embargo, cuando analiza los escenarios y el resultado de este juego, la estructura de las compensaciones para ambas nos conduce a una conclusión bastante diferente.

En el escenario uno, si ninguna de las empresas emprende acciones, cada una de ellas seguirá siendo la empresa lider en su segmento de mercado y seguirá obteniendo beneficios de 3 u.m. (unidades monetarias). En contraste directo, en el escenario dos, si ambas deciden entrar en el mercado de la otra, acaban enfrentándose en ambos mercados. Esto eleva los costos, rebaja los precios y cada empresa gana sólo 1 u.m.

En el escenario tres, si United incorpora el servicio austero y Southwest no amplía rutas, competirá directamente sólo en el nicho de mercado regional de Southwest. Para llegar a las compensaciones aquí, podemos suponer que Southwest ni gana ni pierde, mientras que la ampliación de United le rinde unos beneficios de 4 u.m.

Simétricamente, en el escenario cuatro, si Southwest amplía y United se mantiene fuera del servicio básico, ambas aerolíneas sólo se encontrarán en el nicho de United, pero en esta ocasión, es Southwest la que gana 4 u.m. y United la que mantiene el umbral de rentabilidad.

Un ejemplo de teoría de juegos Estrategia de Gestión

Dedique unos minutos a estudiar la tabla 5 y los tres principales ingredientes de la competición tal como la he descrito: los jugadores, las estrategias y las compensaciones. La pregunta es: ¿cómo cree que acabará este juego? O sea, ¿cuál será su equilibrio?

Considerando las compensaciones, rápidamente debería quedar claro que cada una de las compañías aéreas preferiría entrar en el mercado de la otra sin experimentar otra entrada en el suyo. Además, el peor escenario para cada empresa es quedarse como estaba mientras que la otra aerolínea se expande. Por último, los beneficios totales son los más altos cuando ambas se mantienen donde estaban y fuera del segmento de mercado de la otra. ¿Qué es lo que hacen las aerolíneas, entonces?

Pues con independencia de lo que haga United, a Southwest le interesa ampliar sus rutas. Le va mejor con la expansión si United se queda como estaba, ganando 4 u.m. en lugar de 3. También le va mejor con la expansión si United amplía, dado que gana 1 u.m. en lugar de cero. Dado que este juego es simétrico, es fácil ver que lo mismo se puede decir de United. O sea, haga lo que haga Southwest, a United le iría mejor la expansión y viceversa.

Como resultado, en, este juego ambas partes decidirán ampliar su negocio, por lo que a continuación viene la competencia y el enfrentamiento. Cada aerolinea obtiene un beneficio de 1 u.m. en equilibrio.Vemos entonces que la expansión es la estrategia dominante para ambas compañías aéreas con independencia de lo que haga la otra.

Aquí también debemos observar que si a las dos aerolíneas les hubieran permitido cooperar, o sea, pactar en connivencia, ninguna de ellas habría entrado en el mercado de la otra y ambas habrían obtenido mayores beneficios, aunque los consumidores habrían salido perdiendo con esa situación de colusión, una situación que podría requerir la intervención del gobierno. Esta clase de cuestiones se estudia en las asignaturas sobre el entorno regulador de los negocios de los MBA.

La idea del ejemplo de las compañías aéreas es dejar claro que la teoría de juegos se puede usar para ayudar al equipo directivo en la formulación de su estrategia competitiva. En las asignaturas de economía y estrategia de un programa MBA probablemente encontrará juegos más complejos sobre entrada y salida del mercado, competencia de precios, competencia de calidad basada en la diferenciación de productos y decisiones de capacidad de producción.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Estrategia de Gestión.





Deja un comentario