Reinventar el producto


En 1993, los globetrotters no eran importantes ni relevantes para nadie. No ten√≠an estilo y no estaban de moda. No eran una prioridad para nadie: no sal√≠an en la mtv ni en ning√ļn programa de gran audiencia y el presidente estadounidense no los invitaba a la casa blanca. Quer√≠a averiguar exactamente cu√°nto da√Īo se hab√≠a causado a la organizaci√≥n, as√≠ que creamos una especie de grupos por todo el pa√≠s con personas que nos hab√≠an visto jugar y personas que nunca nos hab√≠an visto. Estos grupos fueron muy costosos monetariamente y tambi√©n dif√≠ciles de montar, pero la informaci√≥n que obtuvimos mereci√≥ la pena. Los m√°s j√≥venes nos dec√≠an que no sab√≠an nada de los globetrotters y muchas personas mayores admit√≠an que no hab√≠an sabido nada del equipo en los √ļltimos tiempos. ¬ę ¬Ņsois buenos?¬Ľ, nos preguntaban. ¬ę ¬Ņsois s√≥lo payasos o de verdad pod√©is jugar a baloncesto?¬Ľ

Decid√≠ que pod√≠amos volver a ser relevantes si lo que hac√≠amos sobre la pista de baloncesto cada noche era de m√°xima calidad. Tenemos dos formas distintas de mostr√°rselo. Entre 30 y 40 veces al a√Īo juntamos a nuestros mejores jugadores que compiten con los mejores equipos de todo el mundo. Por ejemplo, en la √ļltima temporada jugamos contra purdue y michigan state, el campe√≥n ncaa. Ganamos a purdue y estuvimos muy ajustados con michigan state. Con partidos as√≠ la gente no puede decir que nuestros chicos no pueden jugar con equipos de verdad.

Cuando no jugamos partidos competitivos, tres equipos van por todo el país y participan contra tres equipos de demostración. Nuestra filosofía es simple. En cada juego, pretendemos realizar tres cosas: os vamos a demostrar que sabemos jugar a baloncesto, os vamos a dar una demostración de aspectos del baloncesto que nunca antes habéis visto y os vamos a hacer reír y sentiros bien.

En cada partido de demostraci√≥n empezamos jugando muy en serio, baloncesto competitivo, para que el p√ļblico se d√© cuenta de que los chicos saben jugar muy bien. Entonces reconocer√°n a jugadores que estaban en el maryland, ucla o kentucky. Despu√©s les mostramos el aspecto m√°s al estilo de cine. Los jugadores hacen jugadas y pases que s√≥lo se pueden ver si se acude a nuestros partidos, como lanzamientos por la espalda o sumergirse en una canasta de 3,65 metros, que es el record mundial. Sabemos subrayar con excelencia las jugadas perfectas t√©cnicamente para que el p√ļblico diga ¬ęguau. Nunca he visto algo parecido¬Ľ. La tercera parte del juego es la comedia. Tenemos uno o dos chicos en cada equipo que son payasos por naturaleza. Pueden entrar en una pista con una audiencia de 20.000 personas y hacer que todos se r√≠an y se sientan mucho mejor.

Todo el juego sigue una perfecta coreograf√≠a, como si se tratase de un musical de broadway. Reconozc√°moslo. Un partido de baloncesto de dos horas puede ser bastante aburrido. Para distraer el tiempo muerto tambi√©n a√Īadimos m√ļsica a nuestros partidos. Contamos con un panel inform√°tico que va introduciendo m√ļsica relativa a lo que est√° sucediendo en la pista. As√≠ que si la acci√≥n es r√°pida, puede que pongan una canci√≥n de hiphop y, si el otro equipo contraataca, puede que suene una canci√≥n b√©lica de pel√≠cula. Entonces, cuando salen los c√≥micos todo se detiene. Se acercan al p√ļblico con micr√≥fonos, cuentan chistes y hacen piruetas. A veces son bastante extravagantes, pero siempre es un humor apropiado para todos los p√ļblicos.

Aprend√≠ una lecci√≥n importante sobre el producto hace bastantes a√Īos, cuando traje a un directivo de disney, uno de nuestros patrocinadores, a un partido que jugamos en europa. Mientras observaba el match, le pregunt√© qu√© hubiese hecho de otra forma. Reflexion√≥ unos minutos y exclam√≥, ¬ęsabes qu√©? Es un espect√°culo hecho para 90 minutos. No m√°s¬Ľ. Me qued√© perplejo. Nosotros hab√≠amos alargado nuestros espect√°culos durante dos horas y media, como los partidos de la nba. Algunas noches, los ni√Īos se quedaban dormidos. Ahora lo hacemos s√≥lo durante 90 minutos y la gente se marcha muy contenta.

Estamos de moda, pero no somos el tipo de moda agresiva y nunca lo seremos. Nuestra marca significa estar bien con la familia, as√≠ que el precio de nuestras entradas es relativamente bajo, para que pueda ir toda la familia, y nuestros jugadores firman aut√≥grafos y hablan con los ni√Īos y con los seguidores en las gradas. No hacemos nada que pueda avergonzar a los padres.
Muchas personas todav√≠a no se creen que nuestros jugadores puedan ofrecer un baloncesto de alta calidad. Es algo que siempre tenemos que demostrar, pero los dos millones de personas que nos ven cada a√Īo saben la verdad y son los que abandonan las gradas habiendo visto buen baloncesto y gran entretenimiento.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nuevas Tendencias en Marketing.





Deja un comentario