Reconozca el éxito


Algunos directivos de los que se consideran a sí mismos «duros» creen que no es necesario elogiar a los empleados ni reconocer sus éxitos. Creen que el salario es suficiente y que no hace falta halagarlos. Están totalmente equivocados.

Todos necesitamos saber que la gente reconoce nuestro trabajo y nuestros éxitos, y los salarios no se lo hacen saber a los empleados. Si sus empleados sienten que sus contribuciones no son reconocidas, no harán nada por ayudarle.

Hay muchas maneras de reconocer los éxitos: los premios, las bonificaciones o los beneficios adicionales son algunas de ellas. Las formas más prácticas no tienen por qué costar un céntimo; ñjese por ejemplo cuando un empleado hace un buen trabajo y dígaselo.

Reconozca el éxito Cómo mejorar el Rendimiento

No limite el reconocimiento a un momento, lugar o situación. Puede hacerlo durante una comida, en una reunión del equipo o en las reuniones cara a cara. Además, se puede hacer en cualquier fase de la gestión del rendimiento: durante la planificación, durante el año o durante la reunión de revisión.

El reconocimiento no tiene límites, lo único importante es que sea sincero y preciso. La sinceridad es esencial, ya que, como demuestran los estudios, cuando un empleado cree que está siendo recompensado o reconocido para conducirlo hacia un rendimiento superior, el resultado suele ser el contrario, o sea, una disminución de la productividad.

Felicite a los empleados por los logros especiales, por enfrentarse a situaciones complicadas y por los éxitos del día a día. Pero recuerde que si lo halaga todo, sus elogios al final no serán valorados.Asegúrese de demostrar que reconoce un éxito determinado. Por ejemplo, si felicita a un empleado por llegar siempre puntual al trabajo, pero resulta que el último mes ha llegado siempre cinco minutos tarde, dará la sensación de que no se entera de nada.
Tres pilares del reconocimiento del empleado:

«Celebre el éxito en cuanto ocurra.»

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cómo mejorar el Rendimiento.





Deja un comentario