Ponga freno a los compromisos


Los compromisos también absorben tiempo. Todo el mundo tiene compromisos: asociaciones, amigos y familia. Quizá se ha comprometido con una ONG para organizar la recaudación de fondos anual, o con sus vecinos para regar sus plantas una vez a la semana mientras están de vacaciones en el sur de Francia. Los compromisos son el pegamento social que junta las familias con la comunidad. Pero algunas personas nos comprometemos con demasiada facilidad, sin pararnos a pensar en el impacto que tiene sobre nuestro tiempo. Es algo similar al problema de sobrecargarse de trabajo que describimos.

Para que sus compromisos personales estén de acuerdo con su tiempo disponible, revise periódicamente los compromisos que haya adquirido y determine si continúan teniendo sentido. Hágase las siguientes preguntas:

Las relaciones son una forma particular de compromiso y, al igual que los compromisos con asociaciones u otras organizaciones, absorben tiempo. Es de esperar que las relaciones valgan el tiempo que les dedicamos, porque normalmente las relaciones

personales son la fuente más importante de sentido y satisfacción. Sin embargo, la experiencia nos indica que no todas las relaciones valen el tiempo que invertimos en ellas. Es así sobre todo cuando el implícito de dar y recibir en una relación está desequilibrado: es decir, cuando una parte dedica mucho más tiempo que la otra o cuando una parte contribuye poco o nada y, aun así, recibe la ma­yor parte de los beneficios. También es el caso cuando una relación es una fuente de conflictos o cuando responde a un nivel malsano de dependencia. Ambos tipos de relación le quitarán tiempo y energía emocional y le aportarán poco o nada de verdadero valor.

Así pues, tal como con sus compromisos, periódicamente valo­re sus relaciones personales con el objetivo de determinar cuáles debería reforzar, cuáles disminuir y cuáles terminar. Una vez se haya liberado de las relaciones insatisfactorias, sentirá que se ha quitado un peso de encima y tendrá más tiempo y más capacidad para las relaciones saludables y satisfactorias.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Gestión del Tiempo.





Deja un comentario