No sea tímido; diga lo que piensa,exprésese y promueva sus ideas


Demasiados empleados nuevos parecen pensar que su trabajo se limita a hacer lo que se les manda. Por supuesto que hay momentos en los que es prudente y sensato mantenerse en silencio, pero, como norma general, conviene expresar nuestros puntos de vista siempre que podamos aportar algo. De las personas calladas y timoratas que nunca dicen nada, normalmente se piensa que no tienen nada que decir.

Con frecuencia, si nadie está seguro de cómo se debe manejar un asunto, es solo cuestión de seleccionar algún tipo de actuación que tenga una posibilidad razonable de éxito. La primera persona que diga lo que piensa y que presente una propuesta firme y plausible a menudo tiene mejores posibilidades que nadie de llevarse el gato al agua, siempre y cuando el plan sea firme y plausible (el «mejor» plan normalmente no se identifica como tal por adelantado). También ocurre que la ejecución del proyecto se asignará a aquel que hable con mayor confianza y convencimiento del proyecto. Si no quiere el trabajo, no diga nada y no se le tendrá en cuenta, pero tampoco se le tendrá en cuenta cuando llegue el momento de asignar mayores responsabilidades.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Las Leyes no Escritas del Management.





Deja un comentario