Marketing: Los objetivos y metas


El objetivo más usual de un negocio es conseguir un rendimiento superior al coste del capital. El objetivo es conseguir que el valor de la inversión, en el futuro, sea superior al actual. Si ocurre esto. La compañía habrá conseguido un valor económico adicional.

Las empresas pueden añadir otros objetivos, pero éstos deben ser decididos cuidadosamente:

Una vez que las empresas hayan clarificado sus objetivos deberán desarrollar también objetivos corporativos, de divisiones de negocio, y de los distintos departamentos. Estos objetivos dirigen el proceso planificar e incorporan incentivos y premios. Peter Drucker, padrino del concepto dirección por objetivos, lamenta sin embargo el siguiente hecho: “La dirección por objetivos funciona si se conocen los objetivos. En el 90 por ciento de las ocasiones no se conocen”.

Yogi Berra, el famoso jugador de béisbol de los Yankees de Nueva York avisa: “Si usted no sabe dónde va, es muy posible que termine en cualquier otro lugar”. Entonces, ¿cómo se establecen los objetivos? Su respuesta no ayuda mucho; “Cuando llegues a una bifurcación en el camino, tómala”.

Piense cuidadosamente en sus objetivos y metas. Por ejemplo, la velocidad es útil sólo si se corre en la dirección correcta. Un piloto, a través del teléfono interno, decía: “Tengo buenas y malas noticias. En primer lugar, las malas; no sé dónde vamos. Ahora las buenas: “vamos los más rápidos”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nuevas Tendencias en Marketing.





Deja un comentario