La ley de los activos digitales


Los activos digitales, a diferencia de los físicos, no se agotan con su consumo. Las empresas que crean valor con activos digitales pueden volver a recurrir a ellos para un número potencialmente infinito de transacciones, modificando por lo tanto las dinámicas competitivas de su sector. Por ejemplo, cuando Image Technology reúne y organiza un millón de imágenes de artículos de ferretería, tendrá el activo digital dominante de ese sector.

A las empresas que utilizan los procesos químicos tradicionales les resultará muy difícil competir con Image, porque el coste variable de la creación de valor utilizando activos digitales es cero o casi cero. Por lo tanto, a los proveedores de productos y servicios que deban fijar el precio en función de un modelo tradicional de costes variables, basado en el consumo de los materiales esenciales, les costará mucho competir con empresas que, aprovechando sus cadenas de valor virtual, pueden fijar los precios a la baja y seguir obteniendo un margen.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Estrategias de crecimiento.





Deja un comentario