La importancia de la econometría en la toma de decisiones


Como se ha comentado antes, las grandes decisiones normalmente se toman en un entorno de incertidumbre, pero basadas siempre en unos estudios y posteriores suposiciones que permiten a los directivos analizar todas las posibilidades ante im.1 nueva estrategia empresarial.

Antiguamente se creía que era posible llegar a onocer la verdad de las cosas mediante procesos de razonamiento lógico, es decir, deducciones. Partiendo de unas premisas o informaciones iniciales, se llegaba a unas conclusiones. Finalmente, y al cabo de siglos de intentar encontrar una regla que explicara estas deducciones, los filósofos negaron que fuera posible que la verdad de una afirmación quedara garantizada por la forma en que había sido deducida.

Igualmente, aunque las deducciones no son ni mucho menos seguras, tampoco lo es el empirismo, es decir, el método de conocer la verdad basándose en la experiencia.

Así pues, para tomar una decisión lo más coherente posible hay que seguir tres pasos fundamentales: recoger todos los datos que se pueda, procesar estos datos y en última instancia interpretarlos correctamente. Una vez interpretados, el directivo ya está en condiciones de tomar una decisión, que sólo el mercado decidirá si es apropiada o errónea.

Obviamente, el proceso más laborioso de todos es la recolencción de datos, la cual se puede hacer mediante entrevistas puerta por puerta, llamadas telefónicas o simplemente observando la evolución del mercado durante un período de tiempo determinado. Una vez se cree que se tienen todos los datos necesarios para analizar la situación, se establecen una serie de hipótesis, las cuales se tendrán que contrastar con la realidad.

Para esto, los directivos utilizan unos programas econométricos, mediante los cuales se procesa toda la información, dando importancia a las variables que al directivo le interesan más.

Siguiendo con el análisis, una vez todos los datos y variables a tener en cuenta son procesados, el directivo tiene que analizar los valores de estos datos, ver primero si son confiables y luego interpretarlos. Los datos serán más confiables cuanto menos dispersados estén, y para interpretarlos habrá que tener en cuenta la correlación entre las diferentes variables.

Este procesamiento de datos mediante los programas econométricos consiste en construir modelos teóricos y matemáticos describiendo el comportamiento de las variables que se quieren analizar. Sin embargo, esos modelos deben contrastarse con los datos disponibles para saber si éstos tienen capacidad explicativa y predictiva, y poder, en definitiva, tomar una decisión con base en ellos.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Decisiones y Estadística.





Deja un comentario