La formación de hombres jóvenes


El director de contratación de personal titulado de la AT&T, R. W. Walters, Jr., a la vista de los resultados obtenidos por la investigación realizada en su empresa, según los cuales «las expectativas iniciales, o de la empresa con respecto al rendimiento (con responsabilidad real) marcan las expectativas y los rendimientos posteriores», sostiene el siguiente punto de vista: «Los primeros jefes de un graduado recién contratado deben ser los mejores de toda la organización.»

Sin embargo, en la mayoría de las empresas se hace, por desgracia, todo lo contrario. Es muy poco frecuente que las empresas pongan a los recién entrados a trabajar directamente con un ejecutivo experimentado de nivel medio o superior. Normalmente, suele empezar a las órdenes de jefes situados en el último escalón de la dirección, que, además, suelen tener muy poca experiencia y muy poca eficacia dentro de la organización.

Aunque hay excepciones, estos directivos suelen ser jefes «viejos» que no han llegado a alcanzar cimas directivas más altas por estimarse que les faltaba competencia para ello, o bien personas jóvenes que se encuentran en una fase de transición de un estadio de «ejecutante» a un estadio de «directivo». La mayoría de las veces estos directivos carecen de los conocimientos y de las cualidades necesarias para desarrollar la capacidad productiva de sus subordinados. Como resultado de todo esto, hay muchos titulados superiores que comienzan su carrera profesional dentro de la gestión en unas circunstancias pésimas. Al darse cuenta de que no se desarrolla ni se utiliza su capacidad, adoptan rapidísimamente una actitud negativa hacia el trabajo, la empresa y la profesión.

La alta dirección, en su inmensa mayoría, no ha llegado aún a diagnosticar el problema: sin embargo, es innegable que el mayor desafío, con mucho, que tienen planteadas hoy las empresa es el subdesarrollo, la infrautilización y la dirección y empleo ineficaces de su recurso más valioso: el talento directivo y profesional de los jóvenes.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dirigir personas en la empresa.





Deja un comentario