Introducción al Liderazgo y Recursos Humanos


Entre muchos estudiantes de programas MBA, el comportamiento empresarial es el Rodney Dangerfield del currículo: no es objeto de mucho respeto. ¿Por qué?

Visto desde fuera, el mundo de los negocios parece ser una cuestión de especialización y concretamente, especialización en áreas funcionales muy importantes como finanzas, marketing o gestión de producción. Si uno se especializa en una de estas áreas, tendrá un puesto de trabajo con el correspondiente título de director financiero, director de marketing o director de producción, pero ¿alguien ha oído alguna vez hablar de una especialización que conduzca a ser vicepresidente de comportamiento empresarial, por ejemplo?

Sin embargo, quien permanezca el tiempo suficiente en una empresa, al final descubrirá que las personas de cualquier especialización trabajan mejor cuando aprovechan esa mina de oro de conocimientos llamada «comportamiento empresarial». El comportamiento empresarial no sólo ayuda a comprender, prever e influir sobre el comportamiento de los demás, sino que es también la llave de platino para el liderazgo eficaz. En otras palabras, quien quiera destacarse en su especialidad y dirigir a los demás desde los altos mandos de la empresa, necesitará convertirse en el gran jefe del comportamiento empresarial.

Introducción al Liderazgo y Recursos Humanos Liderazgo y Recursos Humanos

Pero ¿qué es exactamente eso del comportamiento empresarial? Tal vez la forma más fácil de comprenderlo sea comenzar por la figura 1, que ilustra algunas de las preguntas más importantes y los conceptos clave de la cuestión. Los estudios generalmente se dividen en tres niveles de análisis muy interrelacionados: el proceso individual, el de equipos y grupos y el más amplio, el de la empresa en sí.

Los procesos individuales normalmente se ocupan del comportamiento que tienen las personas, una cuestión que es importante porque todos los procesos individuales relacionados con valores, personalidad, motivación y satisfacción en el trabajo pueden afectar al rendimiento de una empresa.

Los procesos de equipo y grupo se ocupan de la forma en que interactúan las personas, donde caben no sólo cuestiones de desarrollo colectivo y eficacia sino también varias perspectivas de la pregunta perenne de la gestión empresarial: ¿que es lo que caracteriza un buen liderazgo?

Por último, los procesos empresariales observan lo que pasa en las empresas y dentro de esta observación general, nosotros nos detendremos en dos aspectos: el de la cultura y el del cambio empresarial. Veremos que una cultura empresarial sana lleva a Southwest Airlines y otras empresas a conseguir unos resultados excelentes, mientras que una cultura perniciosa puede enviar a Enron y otras empresas por el camino de la ruina y el deshonor.

También aprenderemos estrategias específicas para comprender y mejorar los retos del cambio empresarial.

Teniendo todo esto en cuenta, entremos en el primer elemento de la figura de arriba, los procesos individuales, donde encontraremos una referencia a la terminología técnica que se utiliza en el terreno del comportamiento empresarial.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Liderazgo y Recursos Humanos.





Deja un comentario