Gestión de los activos


El análisis de la gestión de los activos permite comprobar si la empresa es eficiente en el de éstos. Las ratios analizados son los siguientes:

Rotación activo no corriente =
Ventas / Activo no corriente

La rotación de activos no corrientes nos indica la incidencia de estos activos en las ventas de la empresa, o lo que es lo mismo, cuántas unidades de bienes y servicios se venden por cada activo no corriente. El valor de esta ratio tiene que ser lo más elevada posible, lo que indicaría un uso eficiente y productividad de los activos no corrientes.

Sin embargo, si esta ratio tiene un valor bajo es un síntoma de que se están infrautilizando los activos no corrientes de la empresa. Entonces, para solucionar este problema se recomienda vender aquellos activos no eficientes, aumentar las ventas o mejorar la eficiencia en el uso de los activos no corrientes.

Rotación activo corriente =
Ventas / Activo corriente

A diferencia dla ratio anterior, la rotación de los activos corrientes no nos indica la eficiencia de éstos sino la capacidad que tiene la empresa para venderlos y transformarlos en beneficios. Una elevada ratio nos indicará que la empresa mantiene un buen nivel de ventas respecto a sus activos corrientes y que, por lo tanto, las existencias se transforman fácilmente en clientes o disponible y, posteriormente, se destina este disponible para hacer frente a las deudas de la empresa, repartir dividendos o aumentar el patrimonio
neto.

Las recomendaciones para paliar una posible subutilización de los activos corrientes son aumentar las ventas (lo que supone una reducción de existencias) y mejorar la eficiencia de los activos no corrientes (minimizando el saldo de clientes y optimizando los recursos en caja).

Rotación existencias =
Costo de las ventas / Existencias

La rotación de existencias nos indica el nivel de inversión en existencias, en relación a las ventas de la empresa. Así pues, esta ratio tiene que ser lo más elevada posible, ya que un exceso de inversión en existencias provoca la subutilización de activos y un sobrecosto de almacenaje.

Para aumentar esta ratio se puede intentar aumentar el volumen de ventas y, por tanto, la reducción de existencias, y sobre todo mej orar la política de inventario, aplicando sistemas como el just in time, que evita tener activos en producción parados.

Plazo de las existencias =
Existencias / Costo diario de las ventas

Esta ratio nos indica el tiempo que las existencias están listas para vender, y no se venden. Por lo tanto, tiene que ser lo más reducida posible, ya que un plazo demasiado largo provoca una subutilización de los activos.
De este modo, las recomendaciones serán las mismas que para la ratio anterior: aumentar las ventas y mejorar la política de inventario.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Finanzas Corporativas.





Deja un comentario