Estructura del capital


Supongamos que el equipo directivo de Super Tech ha usado el análisis del flujo de caja descontado para valorar una inversión en una nueva planta de fabricación de semiconductores y el proyecto ha recibido la luz verde de un VAN positivo. El director financiero de Super Tech tendrá que pensar ahora cómo pagar el proyecto de tal modo que maximice el valor de la empresa. Su decisión dependerá de dos conceptos clave: el valor de la empresa y la media ponderada del costo de capital.

El primer concepto es una ecuación. Dice que el valor V de cualquier empresa como Super Tech se puede expresar así:

V=D+E

donde D es igual al valor de la deuda de laaempresa y E es el valor de los recursos propios de la empresa. Para buscar el máximo beneficio, el equipo directivo deberá elegir una relación entre capital ajeno y capital propio (es decir, alguna combinación de financiación entre deuda y capital) que maximice el valor de V.

Cabe destacar que las empresas que pertenecen a sectores diferentes tienden a preferir sistemáticamente estructuras de financiación también diferentes. Por ejemplo, sectores como el de la construcción, hoteles y alojamientos y transporte aéreo prefieren coeficientes de endeudamiento más altos y se apoyan mucho en la financiación por medio de obligaciones para potenciar el crecimiento.

Por el contrario, las empresas que están en sectores como el de productos químicos o la electrónica tienden a evitar los apalancamientos fuertes y en su lugar prefieren alimentar sus necesidades de inversión emitiendo nuevas acciones. ¿Qué es lo que justifica estas estructuras financieras, radicalmente distintas y aparentemente sistemáticas, en los diferentes sectores de la economía? La respuesta a esta intrigante pregunta está en el núcleo mismo de las finanzas corporativas y para contestarla, primero tenemos que definir Ja media ponderada del costo de la financiación y luego familiarizarnos con las famosas «proposiciones M&M».

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Finanzas Corporativas.





Deja un comentario