El desequilibrio de fuerzas entre la industria y la distribución en España


Uno de los elementos determinantes en el desarrollo en España de la moderna distribución fue el desequilibrio de fuerzas entre la industria y la distribución.

Para aportar más claridad a esta cuestión y apoyándome en varios informes europeos y en el estudio realizado con motivo de mi tesis doctoral a mediados de los años noventa, analicé la facturación de ambos grupos (distribuidores e industria) a través de la revista Fomento de la producción. Referido inicialmente a los años 1973 a 1993, el estudio lo he actualizado hasta 2003 para este libro, lo que abarca los últimos treinta años. Tomé como inicio 1973 porque fue el año en el que se instaló en España el primer hipermercado Carrefour en el Prat de Llobregat, que introdujo en el país la distribución moderna de la mano de una compañía francesa.

Para comparar los bloques de industria y distribución, se utilizan para la segunda el ránking de grandes almacenes, tiendas y cadenas de alimentación. Para la industria hemos considerado las empresas de alimentación, bebidas, productos lácteos, perfumería y productos de limpieza.

Los dos primeros años no es posible comparar las cincuenta primeras empresas de distribución e industria, ya que Fomento de la producción sólo recoge doce empresas de distribución en 1973 y treinta y seis en 1977.

Entre 1973 y 1989 la industria va perdiendo lentamente su posición de liderazgo frente a la distribución, debido a la irrupción de las companías transnacionales de la distribución francesa.

El desequilibrio de fuerzas entre la industria y la distribución en España Los retos del Marketing en el Punto de Venta

Por sectores de la industria, en 1973 alimentación era el mayor en número de empresas, con 29 sociedades entre las cincuenta primeras;seguía el sector de las bebidas con 13, lácteos con cinco y droguería y perfumería con tres. En 1992 alimentación bajá un 20,7% su participación con respecto a 1973, situándose en 23 empresas; bebidas subió un 15,4 % pasando a 15 sociedades, lácteos se mantenía con cinco compañías, y droguería y perfumería era el grupo que más crecía (133,3%), poniendo a siete sociedades entre las cincuenta primeras.

Estableciendo una comparación por años, en 1973 las cinco primeras sociedades de la industria facturaban 251 millones de euros frente a 282 millones de las cinco primeras de la distribución (un 12,24 % más). Sin embargo, al analizar las diez primeras, era la industria la que aventajaba a la distribución. Las diez primeras de la industria facturaban 395 millones ante 303 millones de la distribución, un 23,4 % menos. No es posible realizar más comparaciones al disponer en los datos de Fomento de la producción de doce sociedades de la distribución en 1973.

En 1977 se pueden comparar hasta las treinta primeras, ya que la revista recoge 36 empresas de distribución. Ésta es muy superior a la industria en las cinco primeras, llegando casi a doblarla; la distribución facturó 886 millones frente a 463 millones de la industria (+91,5 %). También superaron las diez primeras de la distribución a la industria; la distribución facturó 1.o37 millones por 717 millones de la industria (+44,7 %). Incluso en las veinte primeras superó la distribución a la industria; el primer grupo facturó 1.18o millones respecto a los 1.129 de la industria (+4,6 %). Es en las treinta primeras donde la industria superó a la distribución; la distribución facturó en este último grupo 1.263 millones frente a 1.464 millones de la industria (-13,7 %). Es importante señalar la evolución de la distribución en estos cuatro años, apareciendo ya las primeras compañías transnacionales de la distribución (Pryca, Makro y Continente), las dos primeras entre las cinco primeras del sector.

En 1981 continuó la tendencia de crecimiento de la distribución, que superó a la industria en las treinta primeras sociedades. Ya se pueden comparar las cincuenta primeras sociedades de ambos grupos. Las cinco primeras empresas de la distribución facturaron 1.804 millones de euros frente a 723 millones del grupo de la industria (+149,4 %). El grupo de las diez primeras también fue netamente superior en la distribución a la industria; la primera facturó 2.174 millones por 1.17o millones de la industria (+85,8 %). Aumentó también la diferencia respecto al periodo anterior en el grupo de las veinte primeras; la distribución facturó 2.543 millones por 1.949 millones de la industria (+3o,5 %). También por primera vez superó la distribución a la industria en las primeras treinta sociedades; las primeras facturaron 2.782 millones ante 2.590 millones de pesetas el grupo de la industria (+7,4%). A partir de las cuarenta primeras fue la industria la que superó a la distribución; las cuarenta primeras de la distribución facturaron 2.98o millones, mientras que la industria facturó 3.127 millones (-4,7 %). Y en el último grupo, la diferencia es más amplia; las cincuenta primeras de la distribución facturaron 3.124 millones frente a 3.608 millones el grupo de la industria (-13,4 %). En este periodo apareció otra multinacional importante de la distribución, Alcampo, tercera incorporación francesa con el formato de hipermercado. Pryca se situó como la segunda en importancia y Continente ocupó la sexta plaza.

En 1985 se ralentizó el crecimiento de la distribución respecto de la industria. Las cinco primeras de la distribución llegaron a una cifra de facturación de 3.586 millones, duplicando casi el periodo anterior, pero el mayor crecimiento lo tuvo la industria, que pasó a 1.462 millones, con lo que hubo un ligero descenso en el porcentaje de diferencia. No obstante, la distribución era casi una vez y media la industria (+145,1 %). Las diez primeras de la distribución pasaron a facturar 4.496 millones, mientras que la industria vendió 2.413 millones (+86,3 %). Aumentó también ligeramente la diferencia en las veinte primeras. La distribución facturó 5.272 millones frente a 3.927 millones de la industria (+34,2 %).

Las treinta primeras de la distribución eran un +12,4 % mayores que la industria. En el ránking de las cuarenta primeras estaban prácticamente equilibradas: la distribución facturó 6.126 millones de euros y la industria 6.147 millones (-0,3 %). Fue en las cincuenta primeras donde la industria volvió a superar a la distribución; las cincuenta primeras de la distribución facturaron 6.419 millones de euros y las cincuenta primeras de la industria 7.056 millones de euros (-9,0 %). A partir de este período la industria no volvió a superar a la distribución en ningún grupo de las cincuenta primeras. En este momento Pryca se confirmó en segunda posición tras El Corte Inglés, Continente ocupó el tercer lugar y Alcampo el quinto. Apareció Dia (Distribuciones Internacionales de Alimentación), tiendas discount de Promodes (del mismo grupo que Continente), que se situó en el puesto quince, con 81 millones de facturación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Los retos del Marketing en el Punto de Venta.





Deja un comentario