Delegación de autoridad y sistemas de incentivos


Una vez elegidos los límites de mercado para la empresa, el equipo directivo debe asignar tareas entre sus miembros. Lo más habitual es que los directivos de más alto nivel y antigüedad retengan la cuota más grande de decisiones estratégicas. Planifican la estrategia de la empresa, diseñan su estructura y definen los proyectos que realizarán los empleados.

En el otro extremo, serán los mandos intermedios los encargados de controlar el rendimiento de los empleados y de asegurarse que la organización está ejecutando la estrategia de la empresa y alcanzando sus objetivos. Para que los empleados cumplan con sus funciones, la dirección debe delegarles autoridad y proporcionarles los incentivos apropiados para aplicar la estrategia, una cuestión que se verá ampliamente en el libro dedicado a la estructura empresarial.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Estrategia de Gestión.





Deja un comentario