Cuando le envíen a un viaje de negocios, prepárese, complete el negocio y sígalo a la vuelta


Todo viaje de negocios, bien sea para revisar un diseño, resolver una queja, analizar un problema, investigar un fallo, visitar a un cliente, a un proveedor o asistir a una feria, merece una atención especial para lograr el máximo beneficio en atención al tiempo y gastos empleados. Aunque cada viaje de negocios sea único, y el grado de cumplimiento de los siguientes puntos sea diferente caso, como mínimo deberá asegurarse de:

Planificar el viaje. Esto es algo más que limitarse a reservar el transporte y los hoteles. Tenga en cuenta cualquier eventualidad, como pérdida de equipajes, pérdida de conexiones, retrasos o tráfico inusual. Las personas con las que se va a reunir han adaptado sus horarios a usted, así que no les defraude: llegue a la hora y esté preparadoada para funcionar. Siga el lema: ,

Planifique y prepárese para completar el negocio. Prepare y distribuya el orden del día antes de su llegada. Envíe por adelantado cualquier material que deba ser revisado. Asegúrese de que todo —muestras, prototipos, presentaciones— esté completo. Ensaye con antelación las presentaciones, por poco importantes que puedan parecer. Resumiendo, esté completamente preparado y permita que aquellos a los que visita también se preparen.

Finalice el trabajo inmediato. No siempre podrá completar un viaje de negocios a su entera satisfacción; otras personas pueden hacer que cambie el resultado del viaje. No obstante, si le han enviado para que resuelva una tarea específica, tal vez para analizar un problema o para observar un producto en funcionamiento, y el tiempo asignado se muestra insuficiente por cualquier razón, quédese hasta completar el trabajo. Ni a su supervisor ni a aquellos a los que visita les gustará tener que enviar a otra persona para finalizar aquello que usted no pudo terminar.

Dedíquele un seguimiento adecuado. Con frecuencia lo que parecía un viaje provechoso se queda en nada sin un adecuado seguimiento. Saque todo el partido posible a las actas de las reuniones, los informes de los viajes y cualquier otra comunicación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Las Leyes no Escritas del Management.





Deja un comentario