Cuando esté ejecutando un proyecto, no espere a nadie proveedores, comerciales, colegas, supervisores sin mover un dedo para que cumplan sus promesas: vaya tras ellos y no ceje en su empeño


Muchos principiantes asumen que basta con hacer una petición o pedido, para luego sentarse y esperar a que se entreguen los artículos o servicios. La mayoría de los trabajos progresan en relación directa con la cantidad de tiempo que dedicamos a seguirlos y agilizarlos. Esa agilización supone planificar, investigar, promover y facilitar cada paso del proceso. Cultive el hábito de buscar siempre una vía alternativa para rodear un obstáculo que nos encontremos en el camino, otro recurso o medio para mantener el trabajo en marcha.

Por otro lado, algunos individuos demasiado entusiastas abusan de esta labor llegando a hacerse odiosos y a enfadar a todo el mundo con su acoso continuado. Tenga cuidado cuando pida que hagan algo los demás. Un exceso de nervios e insistencia puede producir más daños en sus propios intereses de los que podría acarrear si no se completaba el trabajo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Las Leyes no Escritas del Management.





Deja un comentario