Crear un equipo con un objetivo claro, común con medidas de rendimiento


¿Ha formado alguna vez parte de un equipo que no haya tenido una idea clara de su finalidad? Si es así, probablemente entenderá por qué los grupos como este raramente tienen éxito. Es prácticamente imposible triunfar cuando los miembros del equipo no pueden definir un objetivo claro y común. La situación empeora cuando los ejecutivos que esponsorizan y organizan los equipos no tienen muy claro o no están muy seguros de lo que quieren conseguir.

Una forma de comprobar si existe un objetivo claro y común es hacer el test del «discurso del ascensor». Coja aparte a cada miembro del equipo y hágale la siguiente pregunta: si estuvieras subiendo en el ascensor del primer piso al segundo con nuestro director general y te preguntará en qué está trabajando tu equipo, ¿qué le dirías? Todos los miembros del equipo tienen que ser capaces de explicar clara y sucintamente el objetivo del equipo al director general —o a cualquier otra persona interesada en el tema—. Estas son dos respuestas que superan el test del discurso del ascensor:

¿Pueden todos los miembros de su equipo articular el objetivo del mismo con este grado de concisión y claridad?, ¿tratarán todos el problema por igual? Si ha respondido no a alguna de estas preguntas, tiene un problema. Trate de abordar este dilema como un grupo. Como veremos más adelante, el objetivo de un grupo se suele confiar en manos de los directivos, que ven un problema u oportunidad y quieren hacerle frente.

Idealmente, la dirección identifica el fin, pero deja los medios para el equipo. Aun y así, los miembros del equipo tienen que compartir y conocer el objetivo. De no ser así, se moverán en distintas direcciones, disipando energía y recursos. El conflicto y las discusiones estarán garantizados.

Una vez que lleguen a un entendimiento común del objetivo, los miembros del equipo, en concierto con la dirección, tendrán que especificarlo en términos de medidas de rendimiento. En el ejemplo del rediseño del servicio al cliente, el equipo especificó su objetivo del siguiente modo: «el noventa y cinco por ciento de las llamadas de los clientes serán atendidas por un solo representante del servicio, y el 80 por ciento de todas las llamadas serán resueltas en tres minutos o menos».

Medidas como estas, no sólo especifican el objetivo más completamente, sino que además proporcionan los medios para estimular el progreso hacia la consecución de los objetivos. Por ejemplo, este equipo habría podido fijarse objetivos intermedios como estos:

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cómo Crear Equipos Efectivos.





Deja un comentario