Conténtese con «congelar» un proyecto cuando su desarrollo haya avanzado bastante


Por supuesto que no siempre es fácil decir cuánto es «bastante», pero, por lo general, ha llegado bastante lejos cuando ha cumplido con las especificaciones y el presupuesto, dejando tiempo suficiente para completar el resto del programa previsto.

La tentación de muchos ejecutivos es dejarse engatusar por una mejora rutilante tras otra, persiguiendo una perfección escurridiza que los lleva más allá de mantener sus promesas y compromisos. Tenga en cuenta que siempre habrá formas de mejorar el proyecto en el que está trabajando, pero normalmente es mejor finalizar a tiempo, siempre que haya cumplido los requisitos del trabajo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Las Leyes no Escritas del Management.





Deja un comentario