Concéntrese en la comunicación


Los formularios no mejoran el rendimiento, pero el trabajo en común sí. Esto es algo que muchas veces olvidan los directivos y los de recursos humanos, que ofrecen formularios de evaluación para que los utilicen los directivos. La verdad es que la mayoría de los formularios de evaluación son tan malos que hacen que los empleados se sientan resentidos, y son demasiado generales para alcanzar los objetivos y generar los beneficios de la gestión del rendimiento.

En el proceso de evaluación la parte menos importante es la de rellenar los formularios. Lo que es importante es que usted y el empleado conversen sobre la productividad en el pasado y cómo podría mejorar en el futuro (independientemente de cuál sea el nivel actual).

Concéntrese en la comunicación Cómo mejorar el Rendimiento

¿Qué puede hacer en el caso de que le obliguen a utilizar un formulario demasiado general y vago y no exija el registro de la información necesaria para mejorar el rendimiento? Rellene El Formulario si es necesario, pero mejórelo de dos maneras: primero, no limite su discusión al formulario y a sus preguntas. De hecho, no saque el tema del formulario hasta el final de la reunión. Hable del trabajo, del rendimiento en el pasado, de las barreras que hay para su progreso y de cómo superarlas; hable de cómo mejorar la productividad. Segundo, documente (escribiendo) los aspectos importantes de esa discusión y adjúntelos al formulario. Escriba cualquier estrategia o plan para mejorar. Incluya todo aquello que considere útil. Lo que le interesa es mejorar el rendimiento.

Recuerde:

«Si se concentra en la gestión del rendimiento como medio de comunicación y de desarrollo de relaciones, el formato actual del sistema de información pasará a ser menos importante.»

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cómo mejorar el Rendimiento.





Deja un comentario