Buenas prácticas en reconocimiento y participación de los empleados


Este grupo de prácticas está muy ligado a la remuneración flexible, sin embargo, no incluye incentivos de carácter económico sino que pretende aumentar el reconocimiento, autonomía y responsabilidad de los empleados, incrementando al mismo tiempo su autoestima y participación con la empresa.

Con estas prácticas se consigue al mismo tiempo el desarrollo profesional de los empleados y la retención de los talentos en la empresa, del mismo modo que se atrae a talentos de otras empresas.
Veamos el caso de Dell, compañía que cuenta con unos 57.600 empleados, y todos desde el más alto directivo hasta el operario no cualificado tienen su plan de trabajo por objetivos, cuya realización es controlada constantemente.

En muchas de las plantas de Dell hay colgados posters para motivar a los trabajadores, así como distinciones hechas a sus empleados, las mejores fotos del día, de la semana o del mes. El ensamblador más rápido de PCs es distinguido con el título de «Master Builder» y es filmado en video para que vean los colegas cómo lo hace. El que no puede llegar a ese nivel, queda fuera. Pero, como afirman los directivos de la compañía, el diez por ciento de sus trabajadores más débiles, son mejores que la competencia.

En Texas, los empleados realizan competencias gimnásticas e incluso batallas de indios en sus turnos de diez horas. Al día siguiente los empleados son recibidos con cánticos de guerra de indios o con la melancólica canción de Eric Clapton «si puedes conquistar las estrellas, hazte con una y cambia el mundo».

Otro ejemplo destacado, que seguro que los estudiantes analizarán en los MBA, es el caso de Google. Los trabajadores de Google eligen cada mañana en qué proyectos de la empresa participar y cómo hacerlo en función de sus aptitudes. Si no hay ninguno en marcha que les satisfaga, proponen uno para que sus compañeros se sumen. Cada uno gestiona buena parte de su tiempo según su estilo o preferencias. Esta forma de trabajo es uno de los modelos más exitosos de la gestión del talento de los empleados en el mundo.

Las iniciativas de los trabajadores son casi todo en la empresa y eso les sirve de acicate para seguir aportándolas. Una red interna informa sobre proyectos de todo tipo y el personal que requiere. Si a alguien se le ocurre diseñar un sistema determinado necesitará programadores, diseñadores, expertos en usabilidad, etcétera; publica su proyecto en la intranet y los compañeros deciden si tienen el tiempo y la motivación para participar en él o prefieren inclinarse por otros con los que se sientan más identificados.

Además, los trabajadores de Google están obligados a pasarse dos horas al día en la cafetería de la oficina, simplemente charlando con el resto de empleados, con la finalidad de refrescar sus ideas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Liderazgo y Recursos Humanos.





Deja un comentario