Buenas prácticas en políticas retributivas


Se pueden aplicar muchas políticas de motivación a los empleados, pero los estudiosos del comportamiento humano saben que las personas satisfacen la mayoría de sus necesidades con dinero. No es de extrañar, pues, que el método de motivación más utilizado en nuestra sociedad sea el dinero.

Cada vez es más común ver en las empresas sistemas de remuneración basados en una parte fija, para dar seguridad al empleado, pero complementados en gran medida por una remuneración variable y unos beneficios sociales adicionales que se dan a los empleados.

Un ejemplo de remuneración variable fue el diseñado por e] grupo USP Hospitales, con el lema de «el espíritu deportivo tiene premio». El programa de remuneración variable pretende trasladar al mundo de la gestión el fair play propio de una competencia deportiva y aplicar el espíritu deportivo entre los miembros de la planta de personal como una estrategia de motivación en un sector en el que no están demasiado desarrolladas las políticas de recursos humanos.

Los ocho centros que forman la red del grupo compiten en una serie de indicadores cuyos resultados son cuantificables de manera objetiva y fácilmente extraíbles y comparables entre cada uno de los centros.

El premio, además del reconocimiento y de la mejora del entorno laboral, incluye un aporte económi co, que en el caso de los salarios más bajos puede representar hasta el diez por ciento del sueldo. Lo más
importante es que esta iniciativa se enmarca en el reto de establecer una cultura común y de participar y fomentar el compromiso de los nuevos trabajadores en su cultura empresarial.

Desde la puesta en marcha de este proyecto, el beneficio bruto de producción ha pasado del 20,38% al 21,44% de las ventas, el resultado operativo del grupo creció un 13,9% (un 5,5% más que el año anterior), el tiempo de cobro a los clientes se redujo de 84 a 79 días y la tasa de absentismo laboral ha pasado del 6,68% al 5,42%.

En cuanto a las políticas de beneficios sociales, hay que decir que es una práctica relativamente reciente en las empresas y que va ligada a la creciente concienciación de la responsabilidad social de la empresa. Estas prácticas, además de motivar a los empleados, ayudan a preservar sus condiciones físicas y psíquicas.

Por ejemplo, en Hewlett Packard, existen una serie de planes sociales tales como Plan de Pensiones, Plan de Compra de Acciones, Seguro Médico y Seguro de Vida; igualmente, los empleados tienen derecho a subsidio de comidas, precios ventajosos en la compra de productos HP, acceso a «créditos de emergencia» y subsidio para actividades deportivas.

Además, las empresas tienden a mejorar el entorno y acceso al trabajo para los empleados, dándoles barra libre de café y bebidas calientes, estacionamiento para los empleados, biblioteca, salas de descanso, etcétera, para que los empleados se sientan a gusto en su lugar de trabajo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Liderazgo y Recursos Humanos.





Deja un comentario