Análisis del ciclo de vida del producto


Otra manera de tomar decisiones sobre productos y servicios implica analizar el ciclo de vida del producto (CVP). Los productos, como las personas, pasan por un ciclo de vida reconocible, tal como queda ilustrado en la figura 3.

Este CVP hipotético muestra cómo varían las ventas minoristas totales de un producto hipotético a lo largo del tiempo. Las ventas suben de forma estable en las fases de introducción y crecimiento, alcanzan su punto más alto en la fase de madurez y luego entran en declive. Los CVP varían enormemente en cuanto a la dimensión tiempo, claro está. Por ejemplo, si consideramos el jabón Ivory y el llamado «pet rock», vemos que el CVP para Ivory ha durado más de cien años, mientras que el «pet rock» apareció y desapareció como un cometa en 1975.

Análisis del ciclo de vida del producto Posicionamiento de Marca

Cuando piense en cómo usar el concepto de CVP en un contexto de marketing, es importante que entienda que los ciclos de vida de los productos existen en niveles múltiples. Entre ellos están no sólo la categoría de producto a la que pertenecen el jabón, la cerveza o los videos, sino también la forma y la marca.

Consideremos la categoría de producto a la que pertenece la cerveza, por ejemplo. Dentro de esta categoría existen varias formas del producto, que pueden ser premium, popular, light, importada y artesanal ¡y cada una de estas categorías tiene su propio CVP! Por ejemplo, la cerveza premium está en declive mientras que la cerveza light todavía está en la fase de crecimiento. Además, dentro de cada forma del producto, las distintas marcas también pasan por sus propios ciclos y así, la Bud Light está en fase de crecimiento y la Miller Lite en fase de declive.

Aquí hay que observar una cuestión muy importante: la sabiduría convencional sostiene que el CVP en cuanto a forma queda fuera del control del operador de mercado y eso sucede porque la tecnología, por ejemplo, ejerce su influencia. Recordemos, si no, cómo los MP3 están sustituyendo a los CD, que a su vez reemplazaron a las cintas grabadas. Otra influencia puede ser el gusto cambiante de los con-sumidores, que ahora prefieren los minivans y cAmiones ligeros como sustitutos de automóviles y furgonetas. De todos modos, el operador astuto debería ser capaz de ejercer un cierto control sobre el CVP en cuanto a marca y extenderlo mediante juiciosas decisiones con respecto al producto, el precio y la promoción.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Posicionamiento de Marca.





Deja un comentario