Curso de MBA


Asignación de costos: costos directos frente a costos indirectos


La distinción entre costos directos e indirectos se hace con el propósito de asignar los costos, y más concretamente, para determinar el costo total de un producto, servicio o función determinada.

La asignación de costos tiene muchas aplicaciones, entre ellas las de valorar adecuadamente las existencias y los costos de los bienes vendidos y fijar precios. Esto es importante porque muchas empresas ignoran los costos totales y sin querer venden algunos de sus productos a un precio demasiado bajo, con lo que pierden dinero. En estos casos, esas empresas en realidad están compensando lo que pierde un producto con lo que gana otro, pero así no pueden durar mucho tiempo y acaban cerrando.

Cuando la contabilidad analítica o contabilidad de costos descubre casos de subsidio cruzado, una decisión directiva prudente puede ser aumentar el precio del producto si las condiciones del mercado lo permiten. La tarea de fijar precios es un ejemplo excelente de la sinergia entre las lecciones de economía directiva con respecto a cuestiones de oferta y demanda y las lecciones de contabilidad de gestión con respecto a la exactitud de los datos subyacentes del análisis.

En este caso concreto, si el precio no se puede subir porque el mercado es muy competitivo, el equipo directivo puede suspender el producto subsidiado, pero una decisión así no se puede tomar si el equipo directivo no tiene acceso a la información sobre el verdadero costo del producto.

A veces es dificil determinar los costos totales porque los costos indirectos, por ejemplo los relacionados con alquiler, seguros, servicios públicos y otros gastos generales, no se pueden precisar con mucha exactitud. (Los costos directos como ruano de obra y materias primas suelen ser más dfíciles de determinar.) La tarea del contable, entonces, es asignar los costos indirectos adecuadamente a los diferentes productos y servicios para determinar el costo total de la producción y así poder establecer los precios (según las condiciones del mercado, claro) para cubrir todos los costos. Es importante que los directivos se ocupen de determinar las actividades que realmente influyen en los costos.

Como ejemplo, consideremos dos productos diferentes fabricados por una empresa. Los dos se I.ihrican en las mismas instalaciones físicas y, sin embargo, la elaboración de uno requiere mucho senos espacio de la fábrica y consume menos electricidad que la fabricación del otro. En tal caso, no sería lógico dividir el alquiler a partes 1-J’ eles entre los dos productos al calcular su costo.



Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)


«
»

Temario del curso de MBA: Contabilidad de Gestión.

Deja un comentario